Guerra abierta en el PSOE