El PP ganaría las elecciones pero perdería la mitad de los diputados, según las encuestas