¿Por qué quieren matar al ‘ñoño’?