Las reacciones del Parlament y de los protagonistas de los mensajes