Ana Duato, traicionada por su gestor