F. Nicolás llegó a alquilar 186 coches de lujos que hacía pasar por oficiales