La Infanta Cristina hacía uso del dinero de Aizoon de forma independiente, según Sandra Aladro