El juez Castro imputa a la Infanta