Julián Muñoz asegura que el GIL le pagaba en negro y de ahí su desfase patrimonial