Roca, en los calabozos de la Audiencia a la espera de prestar declaración