Wert, esquivo con los medios