Un joven cree que pudo ser robado porque de niño visitaba a Sor María por Navidad