A. Ortiz permanece vigilado en una celda acristalada y sin contacto con otros presos