Antonio Castro, arruinado tras ser alcanzado por una bala perdida de un policía