Narciso Carrero, primer psiquiatra de Porto: "Podía estar ingresada contra su voluntad"