Los investigadores buscan un portátil y un segundo móvil de Alfonso Basterra