Tras la desaparición de Ruth y José, Bretón llamó a su mejor amigo