En la cuarta declaración, el juez intentó que Bretón explicara por qué había tirado los carritos