Etxebarría insiste en que los huesos encontrados en la hoguera son de niños