Ruth Ortiz acudió a las quemadillas para hablar con su abogada