"Los niños no tienen la culpa. Quiero que vuelvan"