El volcán indonesio Sinabung arroja una nube de cenizas de 5 kilómetros de altura