El sexo está asegurado con lluvia, con sol, por la noche o con frutas de cada estación

A los fitofílicos les encantan los pepinos, y todo vegetal con forma fálica

La Acuafilia, para los que aman el mar, los océanos o una bañera de agua caliente

La Dendrofilia, atracción por los árboles y las plantas

La actirastia, la excitación irremediable por sentir el roce de los rayos de sol sobre la piel

La brontofilicos, los que se excitan con toda tempestad que caiga del cielo

La Sudorofilia es la debilidad sexual por el sudor

Psicrofilia o atracción sexual por pasar frío o ver pasar frío

Nictofilia, para los que se convierten en lobezno a la luz de la luna llena

Ofidiofilia, zoofílicos con una debilidad especial por las serpientes