El huracán Pablo dice adiós y se suma a una potente borrasca que afectará a España