Barro, inundaciones y árboles caídos: las lluvias castigan a Galicia