Dinamarca acorta distancias por el despiste portugués