Llegó el segundo para España: golazo de vaselina perfecta de Nolito