Fábregas aprovecha una mala salida del portero coreano para hacer el segundo