Stefan se quedó sin foto de Iniesta sin saber que el día le deparaba un final feliz