Los 7 magníficos llegan a Francia