El Príncipe Felipe, "orgulloso" de España