Gran falta de Reus y paradón de Buffon