Francia mereció más ante una Inglaterra sin Rooney (1-1)