Jacobo se confiesa: es virgen