Orgullo y tristeza de los jugadores del Palma Futsal en la recogida de premios