Bárbara: “No me despedí de Adara porque me podía hacer cambiar de idea”