Miriam, muy nerviosa, rompe a llorar