Lucía, sobre Julius: “¡Qué asco de tío!”