Julián, destrozado: "Me quiero marchar"