Los concursantes se derrumban al enterarse de que han perdido la prueba semanal