Aída: "Toño ha jugado con dos cosas de Belén: su generosidad y su ignorancia"