Raquel: "En la primera edición dejé de tiritar cuando vi que Aída no me iba a morder"