Sandra Barneda se carga el cubo de rubik