Caja Madrid permitió a gente sin solvencia adquirir una vivienda a través de préstamos