El Barcelona y Messi marcan el ritmo a golpe de goles y récords