Cincuenta países acuerdan medidas comunes de protección de datos y privacidad