EEUU pasa por la mínima