España mantiene la rutina en el Día D