Gonzalo Pascual sigue los pasos de Díaz Ferrán y es declarado insolvente