La Guardia Civil desmantela una banda que traficaba con Karkubi, la droga de los pobres